Las inteligencias múltiples de Howard Gardner

BlogComentarios desactivados en Las inteligencias múltiples de Howard Gardner

En el mundo académico y de la psicología existe una gran controversia sobre el concepto de inteligencia y su medida. No es nuestra intención en esta publicación entrar en discusiones teóricas sobre este tema, sino investigar sobre sus implicaciones prácticas y aprovechar sus conclusiones.

El concepto clásico define la inteligencia como una cantidad fija que tenemos desde nuestro nacimiento y que como mucho podemos moldear gracias a la educación y las experiencias vitales, pero que en ningún caso podremos aumentar o disminuir.

Al tratar a la inteligencia como una cantidad fija, se convierte entonces en algo medible. Podremos establecer, por tanto, una serie de mecanismos que nos den el valor de la inteligencia de una persona, a través de una serie más o menos sencilla de tests (su cociente intelectual). Si está bien calculado, ese valor no se debería modificar con el paso del tiempo ni con el cambio de circunstancias personales del sujeto.

Ésta ha sido (y sigue siendo en determinados ámbitos) la filosofía dominante al tratar la inteligencia, especialmente en el mundo de la educación. Sin embargo esta forma de funcionar tiene un problema fundamental: la medida de la inteligencia a través del cociente intelectual es bastante buena para predecir los resultados escolares, pero no para predecir el éxito posterior de los alumnos, ni sus capacidades sociales (como por ejemplo, la facilidad para hacer amigos).

Seguramente todos tenemos en mente a alguna persona que en el colegio no tuvo ningún éxito y al que le costaba ir aprobando cursos, pero que tenía muchos amigos, era el centro de la vida social del centro, y era querido por todos… Es más, habremos comprobado que su grado de éxito posterior en la vida ha sido superior al de muchos de los que sacaban buenas notas.

En este hecho se inspiró Howard Gardner para, en 1983, lanzar su teoría de las inteligencias múltiples, en la que definió siete tipos distintos de inteligencia que poseen los seres humanos (actualmente la teoría se ha ampliado a nueve tipos diferentes).

En su libro, H. Gardner establece las siguientes bases para acercarse a su teoría:

  • todos los seres humanos poseen todos los tipos de inteligencia,
  • todos los seres humanos tienen la capacidad de desarrollar y aumentar cada uno de los nueve tipos de inteligencia,
  • todos los tipos de inteligencia interactúan entre sí de maneras complejas,
  • y por último, pero no por ello menos importante, hay muchas maneras de ser inteligente en cada una de las distintas áreas.

Esta teoría, que surgió con mucha intensidad en los años 80, ha ido perdiendo fuerza en el mundo académico por lo difícil que es de justificar con medidas cuantificables concretas. Sin embargo, sigue ampliando su número de seguidores por la utilidad que tiene a nivel práctico entre psicólogos y educadores.

Los nueve tipos de inteligencia que define Howard Gardner son:

  1. Inteligencia lingüística: es la capacidad de utilizar palabras, o símbolos que sustituyen a las palabras, para crear significados.
  2. Inteligencia lógica-matemática: es la capacidad para contar, comparar, calcular y clasificar, con el objeto de hacer comprensible el mundo que nos rodea.Estos dos primeros tipos de inteligencia están privilegiados en todos los ámbitos, especialmente en el educativo, como medio de transmisión de conocimientos.
  3. Inteligencia musical: es la capacidad de entender nuestro mundo a través del sonido, y de ser capaz de apreciar modelos sonoros, incluyendo variados sonidos ambientales.
  4. Inteligencia corporal cinética: se refiere al movimiento físico y al conocimiento del propio cuerpo y de sus reglas.
  5. Inteligencia visual-espacial: es la capacidad de percibir de manera exacta el mundo visual en sus tres dimensiones.
  6. Inteligencia interpersonal: esta inteligencia gobierna nuestras relaciones con los otros. Es la capacidad de entender y distinguir los sentimientos y estados emocionales de los demás.
  7. Inteligencia intrapersonal: es la capacidad de establecer una buena relación con nosotros mismos, a través del acceso a nuestros propios sentimientos y emociones.
  8. Inteligencia naturalista: es la capacidad de comprender, clasificar e interpretar el mundo natural y el medio ambiente, y de percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como de reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos.
  9. Inteligencia existencial: trata con la necesidad de contestar a las grandes preguntas del ser humano y con la capacidad para situarse a sí mismo con respecto al cosmos.

A partir de esta división, Gardner realiza una definición de inteligencia (extremadamente útil a la hora de tratar la diversidad), como la “capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas[1]. Es decir, que la inteligencia no tendría sentido si no es aplicable a varios grupos sociales, entre los que debemos incluir a las personas con discapacidad intelectual.

Y es que, por definición, la discapacidad intelectual solo implica que haya limitaciones en la inteligencia tal y como la define el cociente intelectual. De hecho, para que haya un diagnóstico de discapacidad intelectual, el CI tiene que ser inferior a 75. O lo que es lo mismo, en términos de la teoría de H. Gardner, solo hay limitaciones en las inteligencias lingüística y lógica-matemática.

Pero, ¿qué hay del resto de inteligencias? Por el hecho de ser personas con discapacidad intelectual, este colectivo no tiene ningún tipo de limitaciones en, por ejemplo la inteligencia interpersonal o en la intrapersonal, que son las que se ponen en juego a la hora de tener un amigo.

¿Por qué entonces muchas veces les negamos la posibilidad de tener relaciones de amistad, de igual a igual, con personas sin discapacidad?

En la Fundación Best Buddies pensamos que, como sociedad, estamos perdiendo un potencial enorme al crear barreras entre las personas con discapacidad intelectual y el resto.

Si quieres que sigamos ofreciendo a unos y otros la posibilidad de superar estas barreras y crear amistades duraderas, hazte socio o haznos una donación puntual.

TU COLABORACIÓN COMPLETA SU MUNDO.


[1]   Gardner, Howard,1983, Inteligencias múltiples,  Paidos